Comprar alimentos sabiamente, es entender las etiquetas de los productos.

Cuando vamos al supermercado, estamos condicionados a comprar por varias razones, pero la única que no aplicamos es la de cultura de elegir mediante los valores nutricionales de la etiqueta. Entender lo que incluye la etiqueta de información nutricional puede ayudarlo a tomar las decisiones relacionadas con los alimentos que más beneficien su salud. En la siguiente imagen mostramos los principales datos a tomar en consideración.

Punto #1  Tamaño de la porción:

En esta sección se muestra, cuántas porciones hay en el paquete y de qué tamaño es cada porción en el mismo. Es conveniente recordar que los tamaños de las porciones, se dan en medidas familiares, como “tazas” o “pedazos”. Recuerde: toda la información nutricional que se presenta en la etiqueta se basa en una porción del alimento. ¡Con frecuencia, un paquete de alimento contiene más de una porción!

Punto #2 Cantidad de calorías:

En definitiva las calorías indicadas equivalen a una porción del alimento. Las “calorías de las grasas” indican cuántas calorías de grasa hay en una porción. Recuerde: el que un producto no contenga grasa no necesariamente significa que no contenga calorías. ¡Lea la etiqueta!

Punto #3 Porcentaje (%) de valor diario:

Esta sección le dice cómo los nutrientes en una porción de alimento contribuyen a su dieta diaria total. Úsela para escoger los alimentos que son altos en los nutrientes que debe comer más y bajos en los nutrientes que debe comer menos. Los valores diarios se basan en una dieta de 2.000 calorías. Sin embargo, sus necesidades nutricionales probablemente dependerán de cuán activo es usted físicamente. Hable con su proveedor de servicios de salud para averiguar el nivel de calorías que más le beneficiaría a usted.

Punto #4 Limite estos nutrientes:

Comer demasiada grasa (especialmente grasas saturadas y grasas transgénicas), colesterol o sodio puede aumentar su riesgo de contraer ciertas enfermedades crónicas, como las enfermedades cardíacas, algunos cánceres y la presión arterial alta. Trate de mantener estos nutrientes al nivel más bajo posible todos los días.

Punto #5 Coma bastante de estos nutrientes:

 Los personas con frecuencia no comen suficiente fibra, vitamina A, vitamina C, calcio y potasio. Estos nutrientes son esenciales para que continúe sintiéndose fuerte y saludable. Comer bastante de estos nutrientes puede mejorar su salud y ayudarlo a reducir el riesgo de contraer ciertas enfermedades.

Conocer estos datos nos ayudará a saber qué leer y cómo interpretar la información del etiquetado de los alimentos, de manera de favorecer la elaboración de platos más sanos que contribuyan a cuidar de nuestro organismo.