Consejos para no ahogarse con el trabajo

Ahogarse con el trabajo es rutina actualmente. ¿Estás haciendo demasiadas cosas en tu trabajo? La cantidad excesiva de horas que pasas en tu trabajo ¿te hacen comer más, ejercitar menos, y ver tu vida solo pasar? ¿Pasas mucho más tiempo trabajando que en casa y quisieras que fuera diferente? Aquí algunos consejos para no ahogarse en el trabajo.

Trabajar todo el tiempo te impide crecer en otras áreas de tu vida, te impide dedicar tiempo en tu superación personal. Yo veo a mi alrededor muchos jóvenes solteros que desean tener una relación de pareja y casarse, pero no encuentran tiempo para conocer nuevas personas y buscar a su media naranja.

Veo a muchas personas con exceso de peso que no encuentran tiempo para ir al gimnasio o cocinar una comida saludable. También a mujeres y hombres que no pueden encontrar el tiempo para pasarlo con sus hijos porque tienen proyectos importantes en el trabajo que se deben completar. Todos dicen que si tan sólo no estuvieran tan ocupados, podrían hacer todo esto y aún así no están seguros por dónde empezarían ya que se.

Si, necesitamos trabajar, tenemos cuentas que pagar. Pero, ¿nos tiene que quitar calidad de vida el proceso y verse afectada nuestra autoestima? Así que te voy a dar algunas recomendaciones que puedes seguir para hacer los cambios necesarios en tu vida para dedicarle más tiempo a tus metas personales.

Algunas recomendaciones para evitar esta rutina son:

Planea tu día la noche anterior. Tómate de 10 a 15 minutos para hacerlo. Adoptar este hábito produce beneficios fenomenales. La falta de sueño normalmente es ocasionada por pensar en las cosas que tienes que hacer al día siguiente. Esto hace que la mente no descanse y se vuelve mucho más difícil tener una buena noche de descanso. Al planear tú día, despertarás listo para tocar el piso y saber exactamente qué debes hacer.

Comienza tu día con ejercicio. Lo digo todo el tiempo. El ejercicio es la mejor herramienta de productividad en la que puedes invertir. Encuentra una rutina que funcione para ti y trabaja en esa rutina cada mañana.

Decide. Para realmente volverte la persona más productiva, primero debes decidir hacerlo. No te castigues sobre lo improductivo que has sido o pienses sobre lo productiva que es otra persona. Esto nunca te llevara a donde debes llegar. Tomar la decisión es sólo la mitad de la batalla. Una vez que has tomado medidas, comenzarás a retarte y verás lo mucho que puedes lograr cualquier día.